ES/EN/PT
Seleccionar página

El chocolate negro está de moda y en parte es debido a los múltiples beneficios que conlleva su consumo. Es casi imposible no rendirse a los encantos del sabor intenso que supone un chocolate que posee el 70% de cacao. Si tú eres uno de los amantes de este producto, debes saber que hay muchas formas de consumir el chocolate negro 70% además de la tradicional tableta.

El chocolate negro 70% se puede transformar en múltiples recetas deliciosas y adaptadas a todos los gustos. Desde Delaviuda queremos contarte las 3 formas más ricas y originales de consumir el chocolate negro, ya sea bebido, en postres o como un ingrediente más de recetas saladas.

 

Beneficios del chocolate negro 70%

 

El chocolate negro 70% es rico en flavonoides, lo que le convierte en un producto beneficioso para la salud, tal y como constatan numerosos estudios médicos y nutricionales. Consumirlo moderadamente hará que llevemos una vida más saludable y seamos más felices.

Entre los beneficios que podemos encontrar en el consumo de este producto se encuentran los siguientes:

  • Mejor salud cardiovascular.
  • Eficacia ante la pérdida de memoria.
  • Mejora del estado de ánimo.
  • Aumento de la energía.
  • Gran poder antioxidante.
  • Favorece el tránsito intestinal.
  • Aporte de vitaminas y minerales.
  • Control de la obesidad, con un consumo moderado.

El chocolate negro 70% se puede tomar en diferentes formatos y en variadas recetas. Con un poco de imaginación podremos disfrutar de él en sus múltiples versiones. Estas son tres formas de consumirlo:

 

1. El chocolate negro 70% en postres y delicatessen

 

El chocolate es un ingrediente muy común en postres y productos delicatessen. En los últimos tiempos comienza a imponerse la utilización del chocolate negro por el exquisito e intenso sabor que supone utilizar una variedad con un 70% de cacao.

Las tabletas de chocolate negro son una de las formas más tradicionales de consumir esta variedad. Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha introducido como novedad la combinación del cacao con otros sabores que resultan irresistibles. Así, podemos encontrar tabletas de chocolate negro con frutos rojos, donde el cacao se mezcla con toppings de arándanos fresas y frambuesas, o la tableta de chocolate negro con almendras, cuya exquisitez consiste en introducir un 30% de almendras enteras seleccionadas con la más alta calidad. Por último, los paladares más exigentes también gozan de la posibilidad de disfrutar de una tableta de chocolate negro con toppings de naranja confitada.

También podemos consumir turrón de chocolate negro 70%. Podemos hacer este postre en casa, pero lo más cómodo es comprarlo ya hecho, con una elaboración artesanal. El turrón de chocolate 70% es una de las últimas incorporaciones a la industria turronera, y se puede consumir tanto en tableta como en forma de stick de chocolate con 70% de cacao. Estos pequeños “palitos” presentan un relleno cremoso y están llenos de sabor. Y si lo que nos interesan son los productos delicatessen, no podemos olvidar los bombones de chocolate 70%, rellenos de un cremoso chocolate puro.

Además, entre los postres más consumidos elaborados con chocolate puro destacan las tartas. Ya sean de chocolate o con cobertura de chocolate, este ingrediente no solo aporta riquísimo sabor, sino también una apariencia única, haciendo que parezcan como recién salidas de la pastelería. Por otro lado, la combinación del chocolate negro con otros ingredientes, como la calabaza, el queso o los frutos secos es siempre una buena idea que puede convertir a las tartas en un postre de lo más original.

Los muffins, las magdalenas y el brownie de chocolate negro son otros postres que también se pueden hacer con chocolate puro. También es muy apreciado por los niños el helado de chocolate negro, que puede consumirse en la típica bola o en forma de polos. Aunque los helados son postres cuya elaboración exige algo de paciencia si no disponemos de una heladera, realmente no son difíciles de hacer.

 

2. Bebidas con chocolate puro

 

El chocolate puro también puede utilizarse para preparar bebidas frías o calientes. En cuanto a bebidas calientes se refiere, el chocolate a la taza es una excelente opción. Perfecto en los meses de invierno, no solo reconforta y hace entrar en calor, también ayuda a mantener los niveles de energía.

Hay muchas personas que también se hacen infusiones de cacao puro para combatir sus noches de insomnio o para disfrutar de una bebida dulce a la vez que saludable. Igual de fácil es preparar un café caliente con chocolate negro 70% y una pizca de canela.

Por el contrario, si lo que te apetece es algo frío, puedes optar por un delicioso frappé o un frapuccino que tengan como base chocolate negro. De esta manera conseguirás una bebida intensa, perfecta para cualquier época del año. Si quieres sorprender a tu familia, o dejar con la boca abierta a tus invitados, el frappé o el frapuccino son una deliciosa opción.

 

3. El cacao también en recetas saladas

 

Durante muchos años el chocolate ha estado asociado a la repostería. Hoy en día, sin embargo, también se pueden encontrar numerosas recetas saladas que utilizan el cacao como ingrediente principal.

La cocina mexicana es, probablemente, una de las grandes artífices de la utilización del chocolate en su gastronomía. Algunas de sus recetas más destacadas y populares, como el mole, considerado el plato nacional mexicano, están hechas con cacao.

Entre los platos que puedes cocinar con chocolate se encuentran el pollo picante con chocolate puro y almendras, el rabo de toro con chocolate negro, y las costillas de cerdo caramelizadas al chocolate.

 

El chocolate negro 70% se puede disfrutar en otros muchos formatos como alternativa a la tradicional tableta de chocolate. Solo debemos elegir la que más nos gusta, cerrar los ojos y comenzar a disfrutar del intenso sabor del cacao. ¿No se te hace la boca agua?