Los mejores mercadillos navideños de España y Europa

 

Con la cercanía de la Navidad, una de las actividades que más se disfrutan  en esta época es la de visitar los mercadillos navideños que se instalan en muchas ciudades.

Admirar su decoración, participar en sus actividades, comer algo o comprar regalos de Navidad, en un ambiente mágico y festivo, es la preparación ideal para pasar unas fiestas entrañables.

Y lo vamos a hacer para todos los gustos, con 5 mercadillos de España y 5 de los mejores mercadillos navideños de Europa para los más viajeros.

 

Los 5 mejores mercadillos navideños de España

Algunos de los mejores mercadillos que se instalan estos días en España son:

 

1. Barcelona. La Sagrada Familia, Santa Lucía y Gran Vía

Barcelona es una de las ciudades con mayor ambiente en estas fiestas, lo que se refleja también en su mercadillo navideño. O mejor dicho, en sus mercadillos, ya que cuenta con hasta tres:

– El tradicional de Santa Lucía, frente a la catedral de Santa Cruz y Santa Eulalia, en pleno barrio gótico.

– El mercadillo de Navidad de la Avenida Gaudí, con la espectacular Sagrada Familia de fondo.

– La Feria de Reyes de la Gran Vía, que permanece abierta hasta el 6 de enero (los dos anteriores están solo hasta la víspera de Navidad).

En todos ellos podrás encontrar dulces, regalos, artesanías y una gran muestra de las tradiciones más típicas, como el curioso y simpático tió.

 

2. Madrid. La Plaza Mayor y Recoletos

Es imposible no hablar de Madrid y de su famoso mercadillo navideño en la  Plaza Mayor. En él hay nada menos que 100 casetas. Lo encontrarás abierto hasta el 31 de diciembre de 09:00 a 22:00  entre semana y alargando hasta las 23:00 los fines de semana.

Allí podrás encontrar y comprar productos exclusivamente navideños, como belenes o decoración navideña. Además, si quieres pasear por la ciudad, el mercado de Artesanía de Recoletos alberga también más de 170 casetas.

 

3. Málaga. Paseo del Parque

Uno de los mejores mercadillos navideños de España para visitar es, sin duda, el de Málaga. Y es que esta ciudad brilla con luz propia en estas fiestas.

La iluminación con la que Málaga se viste de gala para recibir la Navidad es inigualable y todo un espectáculo en sí misma.

El mercadillo navideño del Paseo del Parque, está abierto hasta la víspera de Navidad y tiene  alrededor de 100 puestos. También puedes pasarte por El Mercadillo Especial del Muelle Uno abierto desde el 1 de enero hasta el día de Reyes.

 

4. Valencia. El Mercado Central

En Valencia se puede visitar su mercadillo navideño desde el 1 de diciembre y hasta el 6 de enero. Está ubicado en la Plaza del Mercado junto a la Lonja y el Mercado Central, obra cumbre de la arquitectura modernista valenciana.

De 09:00 a 22:00 podrás disfrutar de puestos con todo lo que desees, desde artesanía hasta deliciosos alimentos. Además, dando un paseo hasta la Plaza del Ayuntamiento podrás ver el árbol de Navidad y disfrutar de su pista de patinaje.

 

5. Zaragoza. Plaza del Pilar

Zaragoza puede que no tenga el mercadillo navideño más grande, pues ronda los 40 puestos, pero lo que sí tiene es un ambiente inigualable.

La Plaza del Pilar se llena de luz, regalos y actividades de todo tipo: música, baile y espectáculos diarios bajo la imponente mirada de la famosa Basílica del Pilar.

 

Los 5 mejores mercadillos navideños de Europa

Si te animas a viajar durante estas fechas a alguna de estas ciudades, no dudes en visitar estos mercadillos:

 

 1. Nuremberg, Alemania

Salimos de España y, si hablamos de mercadillos navideños, es imposible no empezar por Alemania. Prácticamente cualquier ciudad o pueblo alemán celebra estas fiestas con fervor y con una tradición inigualable de mercados de Navidad.

Desde el imponente Berlín hasta el orgulloso Dresde, no fallarás elijas la ciudad que elijas. En esta ocasión, nuestra recomendación viaja hasta Nuremberg.

Hasta el 24 de diciembre podrás visitar su Christkindlesmarkt. Remontándose al siglo XVII, la ciudad medieval de Nuremberg se convierte en un reino mágico, cuyo epicentro es este mercado.

Situado en su plaza más grande, todo es artesanía de verdad (el uso de plástico está prohibido, así como cualquier cosa producida a gran escala).Un enorme ángel de luz preside el mercado, lleno de atracciones y puestos de madera con comida tradicional, regalos y, por supuesto, Glühwein, el vino caliente y especiado tradicional en invierno. Pasea con un vaso por el mercadillo navideño de Nuremberg y no lo olvidarás.

 

 2. Estrasburgo, Francia

Los alemanes presumen de tener los mejores mercadillos navideños, pero hay otras ciudades que se disputan con orgullo ese trofeo. Estrasburgo es sin duda una de ellas. Situado en Alsacia, un antiguo territorio alemán, saca a la luz sus raíces germanas con sus espectaculares mercadillos de Navidad.

La tradición de sus mercados de Navidad (Christkindelsmärik) se remonta nada menos que a 1570 y se reparten por toda la ciudad, aunque te recomendamos empezar por el de la Plaza de la Catedral.

 

3. Zagreb, Croacia

Ni Francia, ni Alemania. Croacia y en concreto Zagreb, son la joya escondida de la corona en cuanto a mercadillos navideños.

Puede que no tenga tanto renombre como los de Berlín o Viena, pero eso no importa. El de Zagreb ha sido votado como mejor mercado europeo de Navidad, durante cuatro años consecutivos, por los visitantes de la web European Best Destinations. Del mismo modo, la prestigiosa revista Lonely Planet también lo recomienda efusivamente.

Las Plazas de Europa y de Ban Josip Jelačić, así como el Parque Zrinjevac, se transforman con música en vivo, espectáculos y alimentación autóctona.

 

4. Praga, República Checa

No podemos olvidarnos de una de las ciudades más mágicas de Europa, que multiplica su encanto durante estas fiestas. Los mercadillo de Navidad de Praga, en la Plaza de la Ciudad Vieja y de Wenceslas (apenas a 5 minutos uno de otro), son una parada obligatoria.

Hasta el 6 de enero, e incluso abiertos en Navidad y Año Nuevo, pocas ciudades se entregan a la Navidad como Praga. Salchichas tradicionales y una buena cerveza del lugar nos darán las fuerzas necesarias para sumergirnos en su ambiente de regalos, luz y color.

 

5. Bruselas, Bélgica

 

Bruselas celebra estas fiestas con sus Maravillas del Invierno, mucho más que un mercadillo navideño, ya que, en realidad, es todo un festival. Eso sí, con más de 200 puestos llenos de regalos, artesanía, gofres y cerveza belga.

Desde una gran noria, hasta una pista de hielo, pasando por espectáculos de luces, Bruselas se viste de nieve y cuento. Y cómo no, imprescindible disfrutarlo con un buen vaso de chocolate belga caliente en la mano.

 

Con opciones para todos los gustos, los mejores mercadillos de Navidad nos permitirán disfrutar de un ambiente incomparable, alimentando la ilusión por unas fiestas que no tienen comparación.