¿Cómo aprovechar los dulces navideños que te han sobrado?

 

Todos los años ocurre lo mismo, sobran dulces de Navidad y otra vez hemos calculado de más. Así, polvorones, mazapanes, turrones y chocolates se quedan sin consumir.

 

4 ideas para aprovechar los dulces navideños que te han sobrado

 

Aunque suele pasar con todo tipo de comida, y las sobras son un clásico que nos alimenta en los días posteriores a las fiestas, con los dulces navideños no sabemos muy bien qué hacer.

Por eso, te damos algunas ideas para no desperdiciar comida y dinero, reciclando los dulces en deliciosos postres o incluso haciendo una buena obra.

 

1. Guárdalos bien

La primera solución que te proponemos es la más sencilla y la que te permitirá ahorrar un poco. Se trata de guardar bien los dulces de Navidad para que aguanten en perfectas condiciones durante mucho tiempo.

Algunos turrones pueden consumirse de un año para otro. Eso permite que, sobre todo si no se han abierto y se han guardado en un sitio resguardado de la luz, el calor y los olores fuertes, estén perfectamente para la próxima ocasión en la que los necesites.

 

2. Utiliza los dulces navideños como ingrediente principal de otros postres

El principal uso que puedes hacer con los turrones, mazapanes y polvorones que te han sobrado es que sean el ingrediente principal de tus postres. Aunque no tengas mucha destreza en la cocina, puedes empezar por lo más básico:

  • Sustituye la base de galleta machacada de las tartas por una base de polvorones.
  • Espolvorea los polvorones encima de tartas, postres y natillas para dar sabor y textura.
  • Utiliza el turrón para la masa principal de las tartas de almendras.

 

Si te atreves a ir más allá, porque te encanta la repostería, hay multitud de postres donde los ingredientes principales son, precisamente, dulces navideños.

Algunas ideas para deleitar a tu familia e invitados, de las que puedes encontrar un montón de recetas por la red, son:

  • Panacottas de chocolate: para las que puedes aprovechar pralinés, trufas de chocolate y diversos turrones que tengan este ingrediente como el principal.
  • Flanes y natillas de turrón: deliciosos en cualquier época del año, es un postre ideal para aprovechar los dulces que no has consumido en Navidad.
  • Helados caseros de turrón: el verano y el buen tiempo no son un impedimento para disfrutar de nuestros sabores favoritos.
  • Mousse y cremas de turrón o mazapán: que puedes consumir como postre o utilizarlas como ingredientes para otras recetas. La mousse puedes utilizarla también para cubrir o rellenar tartas.
  • Tartas y bizcochos: prueba a realizarlos con mazapán o polvorones, sabores a los que quizá no tengas asociadas estas elaboraciones.

 

3. Disfrútalos en otras época del año

¿Por qué comer solo estos dulces durante la época navideña? Los mazapanes y turrones resultan deliciosos en cualquier momento del año y también puedes consumirlos en otros eventos especiales como cumpleaños, aniversarios, etc.

Y, por qué no, como capricho tras una comida cotidiana. Disfrutar de un mazapán con el café, la hará más deliciosa y resultará un premio a tu esfuerzo diario.

Por eso, no solo te proponemos que vuele tu imaginación en la repostería, sino que tampoco te pongas límites en general.

 

4. Donarlos a iniciativas de caridad

Por último, uno de los mejores usos que puedes darle a tus dulces navideños es que sean parte de una buena obra. Por eso, te proponemos que los dones a iniciativas de caridad y bancos de alimentos.

La Federación de Bancos de Alimentos de España (Fesbal) es una asociación sin ánimo de lucro y sin fines políticos que se dedica a recolectar excedentes alimenticios y a distribuirlos a través de entidades benéficas, a personas necesitadas.

Especialmente en Navidad suelen hacer grandes campañas de recogida de alimentos. Por este motivo, lo mejor que puedes hacer es donar parte de los dulces navideños que compres.

 

Como ves, los dulces navideños que nos sobran no tienen por qué ir a la basura. Al contrario, pueden tener una nueva vida en forma de deliciosas recetas o incluso contribuir a una buena causa.