¿Qué alimentos influyen en el estado de ánimo?

 

Hay un dicho popular que dice “somos lo que comemos” y, aunque suene un poco a tópico, es una realidad. Los alimentos que forman parte de nuestra dieta son los principales responsables de los elementos que componen nuestro organismo y de mantener el nivel de ciertas sustancias en nuestro cuerpo influyendo de forma directa en aspectos diferentes de la vida.

Del mismo modo que tu físico puede variar, dependiendo de tu alimentación, tus pensamientos también están muy relacionados con el tipo de alimentos que ingieres con normalidad.

Muchos alimentos pueden provocar desajustes importantes en el sistema nervioso. Estos cambios son los responsables del mal humor, del cansancio, la depresión o la ansiedad. Controlar la alimentación es una forma sencilla, cómoda, barata y práctica de sentirse bien y evitar estar de mal humor.

A continuación te mostramos siete alimentos que influyen en el estado de ánimo y que  te ayudarán a mejorar tu humor. Puedes incluirlos fácilmente en tu dieta para disfrutar en todo momento de un buen estado anímico.

 

1. Nueces

Las nueces son un alimento muy saludable con claros beneficios para el sistema cardíaco. Además, pueden ayudarte a mejorar tu salud emocional por los siguientes motivos:

  • Aportan ácidos grasos omega 3, que en el organismo son los principales responsables de los cambios de humor. Nuestro cuerpo no es capaz de producir por sí mismo la cantidad de ácidos grasos omega 3 que necesita, por lo que es imprescindible aportarlos en la dieta.

 

  • Contienen triptófano, compuesto químico que ayuda a la síntesis de serotonina. La serotonina es un neurotransmisor que interviene en muchos procesos fisiológicos, así como en procesos neuropsicológicos que influyen en el estado de ánimo. Entre los sentimientos que pueden estar influidos por el nivel de serotonina del organismo se encuentran la ira, la agresión, el apetito, la memoria o la atención.

 

Por todo ello, las nueces es uno de los alimentos que influyen en el estado de ánimo. Resulta recomendable consumir unas cinco nueces al día. Puedes añadirlas en batidos, postres o comerlas al natural. Un pequeño placer que te ayudará a sentirte mejor.

 

2. Carnes rojas magras

Otro de los alimentos que influyen en la salud anímica son las carnes magras. Son ricas en ácido linoleico, una grasa natural que resulta muy recomendable para combatir el estrés y la acumulación de grasa en el cuerpo. Además, aportan hierro y omega 3, dos componentes esenciales para mejorar la salud cerebral.

Un consejo, cuando cocines este tipo de carnes resulta recomendable hacerlo con la menor cantidad de sal y grasa posible. De esta forma estarás consumiendo el alimento tal cual es, sin añadidos que podrían restar valor nutricional al mismo.

 

3. Cacao

Todos sabemos que el consumo de chocolate o cacao alegra nuestra vida. Pues esta afirmación tiene su fundamento en una base científica:

  • El cacao posee un efecto estimulante de la felicidad ya que aporta teobromina, un producto químico que es responsable de aumentar los niveles de serotonina del cuerpo.

 

  • Contiene triptófano y ayuda a elevar los niveles de dopamina, un neurotransmisor que cumple ciertas funciones en el sistema nervioso central entre las que se encuentran una regulación del humor, la atención o el aprendizaje.

 

El consumo de chocolate también ayuda a relajar el sistema nervioso, mejorando el estado de ánimo, disminuyendo la ansiedad y la depresión.

Por tanto, el consumo de un poco de chocolate negro o cacao al día puede ser un gran aliado para mejorar los estados de depresión o ansiedad. Un consejo, elige chocolates con un alto contenido en cacao, es ideal por encima del 65%.

 

4. Plátanos

Las frutas son alimentos que ayudan a mejorar la salud general y que resultan muy agradables de ingerir en cualquier época del año. Desde el punto de vista de la salud emocional, el consumo de plátanos aparece como una ayuda importante para mejorar el humor.

Los plátanos poseen un alto contenido en vitamina B6, sustancia que interviene en el proceso de transformación de ciertos compuestos proteicos de la serotonina. Además, contiene ácido fólico, vitamina C y fibra vegetal que ayudan a mejorar las defensas del organismo.

 

5. Semillas de sésamo

Estas semillas contienen elevados niveles de treonina, un aminoácido esencial para el organismo. De forma natural, el cuerpo no puede sintetizar este aminoácido, por lo que su deficiencia está relacionada con estados de ánimo anormales. Niveles bajos de treonina pueden producir tristeza crónica.

Las semillas de sésamo pueden incluirse en las ensaladas, como parte del desayuno en unas tostadas con aguacate, o en forma de aceite.

 

6. Pescados

Como hemos comentado anteriormente, uno de los principales responsables de nuestro estado de ánimo son los ácidos grasos omega 3. Entre los pescados que más aportan esta sustancia están el salmón, el atún o las sardinas.

El consumo de pescado ayuda a elevar los niveles de omega 3 e influye en la eficiencia de muchos neurotransmisores. Por ello, es recomendable ingerir pescados al menos tres veces por semana.

Un consejo, elige pescado de buena calidad libre de contaminantes. El atún natural es mucho más saludable que el enlatado ya que no contiene tanta sal o bisfenol (elementos presentes en niveles considerables en el atún enlatado).

 

7. Regaliz

El regaliz es uno de los alimentos que influyen en el estado de ánimo. Este caramelo imita los efectos de la progesterona y el estrógeno, las hormonas encargadas de la reproducción y la sexualidad.

Un aumento del nivel de este tipo de hormonas influye positivamente en el estado de ánimo general. Además, ayuda a aliviar los dolores pre-menstruales.

 

Una alimentación equilibrada y variada forma los cimientos para conseguir una buena salud. Cuidar nuestra salud mental es imprescindible para disfrutar de una vida plena y confortable. Consumir alimentos para mejorar el humor es el primer paso para gozar de un estado anímico estable y sin altibajos.

El chocolate, las nueces, los plátanos, las semillas de sésamo, el regaliz, las carnes magras o el pescado son alimentos que influyen en el estado de ánimo. Conseguir una alimentación saludable desde el punto de vista físico y psicológico es muy fácil, solamente es necesario conocer los beneficios que cada alimento puede aportarnos.