¿Cuáles son los parques y jardines más bonitos de España?

 

El buen tiempo invita a salir a la calle y disfrutar de un momento de relax. Hay tantos parques y jardines que, independientemente de dónde vivas o viajes, siempre encontrarás un rincón donde pasear, leer un buen libro, hacer un picnic o divertirte con tu familia y amigos.

En Delaviuda te proponemos un recorrido por aquellos parques y jardines que merecen una visita. Puedes encontrarlos en el centro de la ciudad o ligeramente aislados. Los hay románticos, históricos, con vistas, centenarios, y rebosantes de vegetación. Todos te permitirán desconectar de tu rutina y aprovechar, aún más si cabe, tus momentos de ocio.

 

1. Parque del Retiro (Madrid)

Este parque madrileño tiene una extensión de 125 hectáreas y  cuenta con 15.000 árboles censados. Inaugurado en 1868 y situado en el centro de la capital, es un paraíso para disfrutar de largos paseos. También puedes disfrutar de una exposición en el bucólico Palacio de Cristal, asistir a un espectáculo de títeres o visitar el impresionante monumento a Alfonso XII.

Un plus: una de las mayores atracciones del parque es su enorme estanque. Puedes montarte en una barca y pasar un rato divertido, especialmente si vas con niños.

 

2. Parque de la Magdalena (Santander)

El Parque de la Magdalena es un espacio que no puedes perderte si visitas o vives en la capital cántabra. Debe su nombre al palacio que sirvió como residencia estival de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Al descender por su colina, encontrarás la Playa del Bikini y la Playa de la Magdalena. Este parque, considerado uno de los más bonitos de España, está lleno de rincones con encanto.

Un plus: en el Muelle de las Carabelas hay cuatro réplicas de embarcaciones históricas. Si te diriges al Parque Marino podrás ver pingüinos, focas y hasta leones marinos.

 

3. Parque Güell (Barcelona)

Fundado a principios del siglo XX por el arquitecto modernista Antonio Gaudí, el Parque Güell fue concebido como una ciudad residencial inspirada en las ciudades jardín inglesas. Pasear por él es dejarse envolver por un universo onírico, con columnas que simulan árboles, sinuosas formas y mosaicos de colores. Un espacio de desbordante imaginación que ha sido declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Un plus: ofrece unas preciosas vistas de Barcelona con la silueta de la Sagrada Familia y el mar al fondo.

 

4. Parque de la Alameda (Santiago de Compostela)

En el centro de Santiago se encuentra este parque urbano que bordea la parte histórica de la ciudad. Está compuesto por la carballeira de Santa Susana, el paseo de la Herradura y el de la Alameda. Este vergel, considerado como uno de los parques urbanos más bonitos de España, es ideal para relajarse y disfrutar de un momento de paz rodeado de robles, eucaliptos o castaños de indias.

Un plus: no hay que perderse las espléndidas vistas de la catedral de Santiago desde el mirador del Paseo de la Herradura. ¡Y  qué mejor que hacerlo con la mágica luz del atardecer!

 

5. Parque de María Luisa (Sevilla)

El Parque de María Luisa es, posiblemente, uno de los rincones más fotografiados de la capital andaluza. Inaugurado en 1914,  formaba parte de los jardines privados del Palacio de San Telmo. Después fue donado por la infanta María Luisa Fernanda de Borbón a la ciudad y fue declarado “Bien de Interés Cultural” en la categoría de Jardín Histórico. Entre los secretos que esconde destacan las cascadas, las fuentes de inspiración árabe, el monumento a Bécquer y los espectaculares estanques de los patos y los leones.

Un plus: no dejes de visitar la Plaza de América y la Plaza de España en la que encontrarás representadas todas las provincias españolas en sus bancos de cerámica.

 

6. Jardines del antiguo Cauce del río Turia (Valencia)

El antiguo lecho del río Turia se ha convertido en un espacio verde perfecto para montar en bicicleta o disfrutar de un paseo al aire libre. El jardín ocupa 110 hectáreas y se prolonga a lo largo de siete kilómetros, desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias hasta el Bioparc. Si acudes con niños puedes visitar el Parque Gulliver, una enorme zona de juegos que se encuentra en el interior del espacio ajardinado.

Un plus: el antiguo cauce del río es el lugar perfecto para entrenarse corriendo. Centenares de “runners” lo recorren cada día de extremo a extremo.

 

7. Jardín de Aclimatación de la Orotava (Tenerife)

Este espacio verde tinerfeño, en el Puerto de la Cruz, es el segundo jardín botánico más antiguo de España. Se fundó en el siglo XVIII por orden de Carlos III, que pretendía crear un espacio de aclimatación para que las especies llegadas de las colonias de Filipinas y América pudieran adaptarse a un clima más frío para después ser trasladadas a los jardines reales de Madrid y Aranjuez. En un paseo de aproximadamente hora y media se pueden ver árboles, plantas y flores tropicales. Llaman la atención las numerosas palmeras, aunque probablemente el rincón con más magia sea el estanque con sus nenúfares.

Un plus: busca la centenaria higuera de Lord Howe, procedente de la isla australiana del mismo nombre, y sorpréndete con sus larguísimas raíces aéreas.

 

Si quieres relajarte, pasear en plena naturaleza, respirar aire puro, hacer deporte o contemplar bonitas vistas, acude a uno de los numerosos parques y jardines que hay cerca de ti. Con la llegada del buen tiempo, ya no hay excusas para disfrutar más intensamente de tus momentos de ocio en estos bonitos parques y jardines.