¿Cómo organizar la barbacoa perfecta?

Con la llegada del buen tiempo apetece más que nunca pasar un rato divertido con familia y amigos. Las celebraciones en el jardín son la mejor excusa para juntarnos y disfrutar. Si eres el anfitrión, tendrás que organizar el encuentro con tiempo para que todo resulte perfecto. Así, tus invitados podrán irse satisfechos y con la sensación de haberlo pasado bien.

En Delaviuda te ofrecemos algunos consejos para que tus celebraciones en el jardín sean todo un éxito y puedas disfrutar de la buena compañía. Organiza la barbacoa perfecta con estos sencillos consejos.

 

¿En qué tres pilares se basa una fiesta al aire libre?

Si vas a organizar una fiesta en tu jardín, hay tres cosas que deberías tener en cuenta a la hora de organizarla:

  1. Organización previa: Planificar la fecha, el número de invitados, la hora del encuentro o el tipo de fiesta son los primeros pasos para que todo salga según lo esperado.
  2. Decoración del jardín: ¿Bastará con el mobiliario que tenemos en el jardín o tendremos que poner algún añadido para que todo esté en orden? Crear un ambiente adecuado es uno de los secretos del éxito de cualquier celebración.
  3. Comida para la barbacoa: Si ya tenemos claro que vamos a hacer una barbacoa nos queda por determinar qué comida vamos a servir, cómo la vamos a cocinar y cuánta cantidad tenemos que comprar, entre otras cuestiones.

 

1. La organización previa al evento

Las celebraciones en el jardín dan mucho juego, especialmente si vienen acompañadas de una barbacoa. Pero, ¿por qué conformarse con una simple reunión con familia o amigos? El encuentro será mucho más divertido si lo organizamos en torno a una temática. Podemos pedir que todos los invitados vengan vestidos de blanco, hacer una fiesta hawaiana o de los años sesenta, u organizar una celebración exclusivamente para dar la bienvenida al verano.

A continuación tendremos que pensar en el número de invitados, teniendo en cuenta el tamaño del jardín. Si hemos elegido hacer una fiesta temática podemos realizar invitaciones acordes, físicas o virtuales, en las que especifiquemos la hora en la que tendrá lugar la fiesta o cualquier otro aspecto de interés.

 

2. La decoración del jardín

Para que nuestra celebración sea perfecta tenemos que conseguir crear un ambiente acogedor, donde todo el mundo se sienta cómodo. En estos casos la decoración juega un papel primordial.

Mobiliario: Si no son muchos invitados puedes sentar a todo el mundo en torno a una mesa. No te preocupes si las sillas son distintas: varias formas y colores pueden hacer que un espacio tenga personalidad propia. Otra posibilidad es poner un banco corrido en torno a una mesa o colocar varias mesas altas para tomar la barbacoa de pie. Si hay niños, les gustará tener un espacio propio para ellos en el que puedan comer y jugar a sus anchas.

Carritos auxiliares: Para trasladar los platos, vasos, bandejas o servilletas de la cocina al jardín lo mejor es hacerlo con un carrito con ruedas, que puede servirte de mesa auxiliar cuando estés haciendo la barbacoa.

Cubos para bebidas frías: Meter las bebidas en un barreño metálico grande y lleno de hielo es la mejor manera de mantenerlas frías y que tus invitados puedan servirse cómodamente.

Pérgola: Una pérgola puede ser tan grande como para acoger una mesa de invitados o algo más pequeña para proporcionar un lugar a la sombra. Incluso, con la colocación de una tarima, puedes acondicionarla como pista de baile.

Iluminación: ¿Vas a optar por la energía eléctrica para iluminar el jardín? También existen otras opciones, como lámparas LED, focos o farolas solares, o incluso guirlandas luminiscentes y velas, que aportan un ambiente muy cálido a cualquier reunión.

 

3. La barbacoa perfecta

Las barbacoas de carbón otorgan a la comida un sabor ahumado y más rústico. Hay que tener la precaución de limpiarla previamente y encenderla al menos una hora antes, para que cuando vengan los invitados todo esté a punto. Cuando las brasas tengan un tono blanquecino estarán listas para cocinar.

En cuanto a la cantidad de comida que debemos comprar, no debemos quedarnos cortos, pero tampoco pasarnos. En general, se recomienda unos 200 gr. por persona repartidos entre los entrantes y 250 gr. de carne sin hueso o 350 gr. por persona para la carne con hueso, como las chuletas. Para desengrasar podemos optar por ensaladas, gazpachos, guacamole o hummus. Como postre, helados o fruta pelada con chocolate y dispuesta de manera decorativa en una bandeja.

A la hora de cocinar, empieza por entrantes como el chorizo, la panceta, la morcilla que tardan más en cocinarse. Después, puedes seguir con las alitas o los muslos de pollo, diez minutos por cada lado. A la vez puedes ir cocinando las verduras, cortadas en trozos no demasiado grandes para que se hagan bien. Por último, cocina las chuletas, las hamburguesas o el lomo de dos a cinco minutos por cada lado.

No hay que dar vueltas continuas a la carne para que no pierda sus jugos. Basta con cocinarla por una de las caras y girarla una vez para que termine de hacerse. Es importante no echar la sal en la carne antes de empezar a cocinarla para que no quede muy seca. ¿Te animas a preparar la barbacoa perfecta con estos consejos?

 

Organizar la barbacoa perfecta es muy sencillo. Con planificación previa tienes muchas posibilidades de que tu celebración resulte todo un éxito. Y en el caso de que, a pesar de tu esfuerzo, algo no salga según lo esperado, no olvides que lo realmente importante es el hecho de tener la posibilidad de juntaros, reír, brindar, disfrutar la vida y pasarlo bien.